viernes, 11 de diciembre de 2015

Bye Bye 34...

En unas horas, esta que os escribe, dejará atrás los 34 para meterse de lleno en los 35.

Treinta y cinco...Cuando me preguntan cuántos cumplo y lo digo me dicen silbando, "guau, quién los pillara...".

Eso es porque soy la bebé de algunos de mis grupos de amigos.

Dejo atrás los 34 y no negaré que ha sido un año difícil. Duro. Lleno de altibajos.

Recuerdo que mi pasado cumpleaños no fue nada especial. Estaba triste. Rota. Desanimada. Soplé las velas en una magdalena con la única presencia de mis tres niños.

Ha pasado un año. Y ciertamente, ya no soy la misma.

Soy una Rut diferente.

Una Rut que decidió que el sufrimiento ya había sido suficiente, y decidió mirar al frente.

Como miles de personas valientes lo hacen.

No vale rendirse. Siempre hay muchas más opciones que rendirse.

Dejo atrás un año complicado pero ¿sabéis que?

Que también dejo atrás un año donde la vida me ha demostrado que soy una afortunada.

Donde he visto que hay muchísima gente que me quiere. Que me apoya. Y que está y estará siempre a mi lado. Y lo estarán porque sí, porque simplemente me quieren.

Un año en el que me he sentido mimada. Querida, arropada.

En el que he llorado y reído a la misma vez. Un año en el que me he dado cuenta de mi capacidad de superación, de mi fortaleza.

Un año en el que me he dado cuenta que a pesar de la oscuridad de la noche siempre sale el sol por la mañana.

Un año en el que he aprendido a valorar el tiempo que paso con mis hijos. Sus sonrisas, sus abrazos, sus besos. Sus te quiero.

Pero también un año donde he aprendido a valorar el tiempo que paso conmigo misma. Sola.

Un tiempo valioso. Donde encontrarme a mi misma ha sido una sorpresa enriquecedora.

He sentido Luz en mi oscuridad.

No me voy a quedar con lo malo sino con lo bueno. Aunque sinceramente no echaré de menos los 34.

Porque pienso comerme con papas los 35!!!

A todos los que estáis conmigo, gracias!

Mañana será un enorme placer cumplir años junto a vosotros.

Feliz fin de semana

Besos desde el Sur

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Una vida...

Solo tenemos una vida. Es lo único que es nuestro, nos pertenece, y es lo único que prácticamente podemos gestionar y controlar.

Decidimos como vivirla, cómo tomarnos las cosas que nos rodean o que nos afectan directamente.

No podemos controlar las enfermedades que de repente nos azotan pero si podemos controlar y decidir cómo afectarán a nuestra vida.

Estos días he aprendido una lección. Que la vida se va así, en un segundo...Se te escapa de las manos como el agua entre tus dedos.

Y a veces nos preocupamos tanto por tonterías. Son nuestras tonterías, de acuerdo, pero es todo a veces tan...superficial.

Yo ahora cuando me levanto por las mañanas me digo a mi misma. A ver, ¿por qué puedo sonreír hoy?.

Pues primero porque estoy viva!!!! si señor, Viva!!!! Y lo mejor de todo es que tengo salud. Eso es primordial.

Sólo por eso ya debemos sonreír y decir, hoy va a ser un buen día porque yo me lo propongo!.

Luego abro mi armario y veo que me hace falta urgentemente renovar mi vestuario...jajajaja.

Pero luego escucho esa vocecita que me dice: Buenos días, Mami!

Y ese momento...ese momento en el que vuelvo a meterme con mi niño en la cama a abrazarlo y llenarlo de besos, aunque me quiera apartar y me diga que soy una pesada...En ese momento la sonrisa está asegurada...

A los cinco minutos es el turno de la Rubia. Si ella no viene porque es sin duda la más remolona de la casa, voy yo. Adoro la carita que pone cuando empiezo a despertarla con besos. Como si no hubiera para ella otro momento mejor en el día...

La Peloti es el más trasnochador. Y mientras siga en la dolce vita de no ir a guarde ni a cole, ahí duerme él hasta bien entrada la mañana así que me voy a trabajar sin verlo.

Os dije hace tiempo que he elegido ser feliz. Y pienso que tengo muchos motivos para serlo. Soy de las personas más afortunadas que existen, sí, lo soy, porque tengo a mucha gente maravillosa a mi alrededor.

Y luego soy yo misma. Me he dado cuenta de que soy fuerte. De que a pesar de las cosas que ocurran en mi vida yo no dejo de sonreír. Está feo que yo lo diga, pero es que es así. Jejejeje.


Sé camuflar muy bien mi tristeza o si tengo un mal día. Si yo estoy mal pero tú también, tú será mi prioridad.

Estos días atrás he aprendido una lección. Que un día estamos aquí y al otro no. En cinco minutos cambia nuestra vida. Nos dan una noticia y de repente, BooM.

Así que hay que elegir vivir la vida felices. Dando gracias por lo que tenemos, aunque sea poco.

A lo poco hay que sacarle un mucho.

La vida es bella...Y si no lo es, la maquillamos un poquito y listo.

Besos desde el Sur

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Educar bien a nuestros hijos

Cuando tu hijo nace, nadie te pone un manual debajo del brazo donde explique detalle a detalle cada paso que debes seguir en su educación.

Cuando te lo ponen en tus brazos y ves a esa personita tan pequeñita, tan indefensa, tan vulnerable...

Te cuestionas cómo lo vas a hacer...

Porque esa personita que ya amas con todo su corazón tendrá en vosotros su reflejo, su espejo.

De nadie más depende que sea o no una buena persona en el futuro.

Yo jamás sentí miedo. Siempre pensé y confío en que lo estamos haciendo bien. Que parece feliz, que es educado, que es bueno, pero no nos olvidemos que son niños, al fin y al cabo.

En mi casa yo siempre he sido la blanda. Siempre esta el poli bueno y el poli malo.

En nuestro caso, su padre es mucho más severo que yo. Y deben notarlo porque con su padre se cuadran y a mi a veces me torean.

Todo esto viene porque hace unos días hubo un altercado en el cole donde mi hijo Ignacio estaba involucrado. Le había bajado los pantalones en el patio a un compañero y se había reído de él.

Esa es la versión de la mamá. Y efectivamente tras hablar con las profesoras y con mi propio hijo supe que era cierto. Cierto lo de bajarle los pantalones, porque lo de hacerlo con maldad para reírse es algo que dudo bastante.

He intentado que mi hijo aprenda que eso no se hace. Que está mal, que nunca debe hacerle a nadie lo que no le gustaría que le hiciesen a él. Como fue una sola vez y he decidido tomármelo como una travesura de niños sin más, no le he dado más importancia al tema.

El compañero en cuestión no lo está pasando bien en clase. Dice que se ríen de él, que le quitan la silla para que se caiga, le tiran el agua, le esconden el zumo...

El testimonio de la madre me dejó verdaderamente sobrecogida. ¿Cómo puede pasar algo así? Los niños tienen sólo cinco años.

Me da pavor, terror que en la sociedad existan este tipo de comportamientos, porque así es, lo escuchamos constantemente en las noticias, eso del Bulling.

¿Pero con cinco años? donde acaba el juego y empieza la maldad. ¿Tienen niños de cinco años maldad? ¿Dónde está la profesora cuando eso ocurre?.

Yo he hablado mucho con Ignacio este fin de semana. He intentado hacerle comprender que no puede permitir que eso se le haga a un compañero. No debe permitir las injusticias. Debe defender a su compañero.

Siempre hay un niño más débil, más tímido, más introvertido, con una historia detrás, en su casa, mil historias pueden causar que un niño no se defienda. Y lo que más me preocupa, que vea el comportamiento de sus compañeros como algo normal.

Cómo sería la charla que le hemos dado a nuestro primogénito, que el mismo lunes al recogerlo del colegio me dijo que había invitado a ese compañero a jugar a casa.

Me quedé mirándolo, y sentí tanto orgullo...Lo hizo él solo, sin que yo le propusiera algo así. Él decidió que debía invitarlo, ser su amigo, protegerlo...

En infinidad de ocasiones dudo en si los estamos haciendo bien con nuestros hijos. Si les regaño demasiado, si a veces soy muy Mamá Ogro, si no debería haberle dado un cachete...

Pero Ignacio, en ese momento me hizo entender que algo había aprendido. Que lo habíamos hecho bien. Que todo el mundo se merece una oportunidad.

Y aunque nos invadirá el miedo toda la vida, porque un hijo es un hijo y sólo depende de ti, de vosotros, creo que lo estamos haciendo bien.

Besos desde el Sur

Feliz miércoles!

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Elegir...

Todo es cuestión de prioridades, y de elecciones.

En tu mano está ser o no ser. Llegar a ser o quedarte en el camino.

Actuar o no lograr.

Saltar al vacío o recular.

Tener miedo o no tenerlo.

Atreverte o no atreverte...

Ser feliz o no serlo.

Es así, fácil, sencillo...

A veces creemos firmemente que lo que tenemos nos hace feliz. Qué felices somos, pensamos.

Pero de repente, un día, algo hace clic...y te preguntas, ¿y si puedo ser más feliz todavía?

¿Y si lo que yo conocía hasta ahora no es suficiente para mi?

¿Y si me arriesgo?

Cambiar es un proceso a veces también doloroso. Duele cerrar una puerta. Duele tomar decisiones y cambiar.

Pero es cuestión de prioridades.

Y mi prioridad actual es ser Feliz.

Si señores, ser Feliz.

Hace unas horas una amiga de la infancia recién encontrada me decía: "Lo importante es que tengas ganas de "estar estupenda" y de currar para ello!".

Si señora, porque para estar bien, para sentirnos bien, hay que trabajar!!!! Hay que currar muy duro y cerrar a cal y canto algunas cosas para de repente abrir nuevamente otras.

Para que las heridas cicatricen, primero han de sangrar. Para salir del agujero primero hay que dejar de cavar...

Yo quiero ser la prioridad. Quiero serlo. Me merezco serlo.

Después de tantos años es hora de gritar que estoy aquí. Y que no me conformo, simplemente, no lo haré.

Es injusto decirle a una madre que durante algunos años la prioridad han sido ellos, los hijos.

Bueno, puedo entender eso de que la prioridad ha de ser el marido o la mujer. Que los matrimonios deben cuidarse porque si eso va bien, los hijos estarán bien...

Que sencillo todo, ¿verdad?

¿Y qué hay de las noches en vela? ¿Qué hay del cansancio infinito cuando te sientes sola criando a tus hijos?

¿Qué hay de mi?

En esta vida hay que elegir entre ser o no ser. Y yo elijo ser feliz, así de sencillo, así de fácil.

Puede que sea un camino tormentoso, a veces lleno de obstáculos. Pero no me rendiré.

No hay que rendirse!!!!

¿Quién dijo que la vida era fácil?

Es cuestión de arriesgarse.

¿Te arriesgas? ¿Te vienes conmigo?

Adelante!!!!

Besos desde el Sur

viernes, 13 de noviembre de 2015

Algo de mi...

Hoy voy a hacer un alarde de mi misma. Así, por que si, porque me apetece...

Las personas que me conocen de verdad dicen que soy transparente. No se guardar las apariencias, que le vamos a hacer. Si estoy triste se me nota, y si estoy feliz lo irradio por los cuatro costaos.

Si estoy nerviosa ya ni os cuento, un huracán, me despisto, no hago una a derechas.

Hay personas que se ríen cuando les digo que soy tímida...En serio, en determinadas cosas lo soy.

Lo que tengo es muy poquita confianza en mi misma. Algo que me sorprende porque luego siempre las cosas que me propongo me salen bien.

Una de mis almas gemelas en esta vida, me decía en nuestros años de Universidad...Tranquila, te lo sabes. Lo harás bien. Me la creía más a ella que a mi. Siempre pensaba que lo haría fatal...Luego me sorprendía un sobresaliente.

Si, en el colegio era de las vagas. La de los cates, la de los veranos en el cursillo intensivo para aprobar las que nos habían quedado. Pero benditos cursillos, cómo nos reíamos y el partidazo que le sacábamos en un sólo mes a las asignaturas.

Pero la carrera me la saqué con nota. Estudié Periodismo por vocación. Escribir era mi vida...Creo que aún sigue siéndolo y no se me da mal del todo...

Tengo amigas de las de verdad. En serio así lo digo. Creo que soy afortunada.

Amigas que lo son desde la infancia, con algunas me voy a tomar un vino y quizás hace cuatro meses que no nos sentamos en una mesa pero nos contamos las cosas, nos reímos y nos abrazamos como si nos hubiéramos visto ayer. Las adoro aunque las vea poco.

Mis amigas de adolescencia, mis ladys, mis melenas. Con ellas estoy aún hoy. No hay nada como nuestras cenas de tupper y nuestras puestas a punto. En esas noches en las que bebemos vino y acabamos ahogadas de la risa. No sabemos a veces hablar una a una ni respetar los turnos. Es increíble como en esas cenas una de nosotras está en otro país y a través de internet la vemos sentada en el sillón de su propia casa con su propia copa de vino riéndose con nosotras. No puedo con ella ni con nosotras...Si las quiero más reviento.

Mis Amis Mamis, esas amigas tardías que me las ha dado el cole de mis hijos. Parecemos ministras pero le doy todos los días gracias a la vida por ponerlas en mi camino. Con ellas estoy viajando más que con mis amigas de toda la vida. El dicho y hecho va a misa. Cualquiera no...También las quiero a rabiar.

De la universidad me llevo a una. A mi niña bonita. Mi bálsamo y mi cura. Aunque la vea poco poquísimo sé que está que no es poco. Siempre siempre para mi y yo para ella. Nuestra amistad es especial, de esas que tienen luz, que tienen alma.

Ella fue la que me dijo una vez que cuando yo me de cuenta de lo que valgo y empiece a recoger lo que yo siembro me voy a enterar. Ella cree mucho en mi. Más que yo misma.

Soy enamoradiza. No puedo evitarlo. Y de las legales. Si me gusta alguien me gusta y no cambio. No soy de las de cambiar. Creo que eso ya os ha quedado algo claro no? jajajaja.

Si os cuento un secreto os diré que en mis mesita de noche guardo diarios y libretas escritas desde los 12 años. Tenía una manía. Escribir antes de dormir.

Desde luego que si un día alguno de mis hijos quiere saber la vida de su mamá sólo tiene que sentarse y leer.

Un día cambié la libreta por este Blog.

Pero ahí están. A veces me gusta cogerlas y leer...me río yo sola de mis historietas y de lo optimista que era en el amor. Lo de ser ingenua y leal aún me acompaña.

Me considero buena amiga. Creo que lo soy.

Hace poco una mami del cole que adoro me dijo que cómo era posible que aún pasando lo que he pasado siguiera irradiando luz...y fuerza... y alegría...

Me hizo estremecer que pensara eso de mi. Aún conociéndome poco.

Creo que no me valoro todo lo que yo valgo. Triste pero es así.

El día que lo haga me voy a enterar.

Creo que he sido una buena mujer y una buena esposa. Lo de madre me entreno a diario y a conciencia. Ser la mejor madre para mis hijos es mi gran objetivo en la vida.

Una vez leí que hay que ser buena madre, cierto, pero nunca hay que olvidar que somos mujeres.

Quizás un día me olvidé de serlo o simplemente dejaron de verme.

Soy familiar de una manera enfermiza. Mi familia es mi familia. Siendo la sexta de ocho hermanos el amor me llueve a diario. Hay personas sin las que simplemente no podría vivir. Llevo mi apellido con orgullo.

Soy de las que perdonan. No soy orgullosa. Ni rencorosa. Se me nota no? jejejeje.

Y por hoy ya está bien....

Que os deseo un buen fin de semana.

Y que no os olvidéis de ser felices.

Besos desde el Sur

martes, 10 de noviembre de 2015

Mi Muro...

Últimamente, éste, mi querido Blog, está siendo más un lugar de Inspiraciones que de Mamás.

Pero así es mi vida ahora, y esto es un lugar donde simplemente escribo y escribo lo que se me pasa por la cabeza...

A veces son tristezas, otras alegrías pero sobre todo es un lugar donde me desahogo tanto que después de dar a publicar es como si me hubiera tomado un café con una buena amiga.

En todo este tiempo en el que como sabéis he tenido una mala rachilla, por así decirlo, hay días que pienso que peores temporales hay...Que lo mío no es nada comparado a otras vidas...

Que hay que creer, volver a ilusionarse, volver a creer...

Y aunque a veces lo vea oscuro, siempre siempre hay un pedacito de luz.

El otro día me sorprendió el mensaje de una lectora, me enterneció que se abriera a mi, que me leyera, que me contara parte de sus secretos...Me hizo pensar que esto escribo tiene público al otro lado de la pantalla. Que hay personas que me leéis, que me sentís, aunque a veces no comentéis.

Me conformo con que me leáis y os sintáis parte de este pequeño rincón en este mundo tan grande.

Hoy os voy a confesar que tengo algo de miedo. Las cosas cambian y dan giros inesperados y aunque cueste creer y confiar, parte de mi corazón me dice que luche una vez más.

Que quizás esta es la definitiva. Puede que me caiga y tengáis que recogerme de nuevo.

No sé si será posible. No sé si mi corazón será capaz de curarse y olvidar. No sé ni siquiera si habrá lucha, si habrá esfuerzo.

Y lo que más miedo me da es que mi corazón no sea capaz de soportarlo...

Yo sólo tengo que ver. Sentarme en medio del camino y esperar que me sanen...

No depende de mi. Hace un tiempo me mandaron un texto que decía algo así que, de repente un día te acusarían de no sentir, de no ser la misma persona...

Por supuesto que no somos los mismos. Yo no soy la misma.

Yo misma construí un muro de hormigón a mi alrededor. Tardé mucho en construirlo, no os creáis que no. Fui poco a poco. Día a día. A veces con lágrimas en los ojos.

Me lo construí bien sólido. Para que ya nada ni nadie pudiera traspasarlo. Nadie me hará daño de nuevo.

Y tengo miedo. Mucho miedo.

Detrás de ese muro estoy a salvo. Me siento segura. Nada temo. Pero también, nada hayo.

A veces me subo al muro a observar...ahí también se está muy bien...

Dicen que van a derrumbarlo para llegar hasta mi. Eso lo he oído otras veces...

Pero como siempre repito, quien quiera luchar, que luche.

Si vale la pena o no, yo creo que sí. Que vale la pena...

Pero yo estoy detrás de mi muro. A veces me asomo...y vuelvo a esconderme.

Cobarde? Puede...

Pero esta es mi vida. Y la de nadie más.

Sed felices.

Besos desde el Sur

viernes, 6 de noviembre de 2015

¡Feliz Cumpleaños Juanito!

Dice el refrán que tres son multitud.

Pero en nuestro caso sin duda, no se cumple. Tú, nuestro Garbancito, nuestra Peloti, mi niño bonito, llegaste para demostrarme que mi vida no estaba completa sin ti.

Hace dos años que llegaste a nuestras vidas. Dos años regalándonos tu eterna sonrisa, tu fuerza, tu vitalidad...

Hoy hace dos años que comprobé que desde aquel 6 de Noviembre de 2013 en que nos convertimos en familia numerosa ya podíamos decir papá y yo, que nuestro sueño se había cumplido.

Queríamos cuatro hijos...fijaté...cuatro...pero contigo nos dimos cuenta que ya estábamos completísimos.

Y que tú y tus hermanos sois nuestra razón de ser y nuestra felicidad diaria.

Hoy quería decirte mi amor que estoy feliz de ser tu mamá.

Que con sólo mirarte me derrito porque eres un niño muy muy especial.

A pesar de las adversidades y de esas carencias que a veces puedas tener de tu padre, él te adora y tú a él.

No he visto en mi vida dos personas más iguales. No sólo en el aspecto físico...sino en todo.

Por tener tienes hasta sus manías....

Y por poner un toque de humor, aquí está tu madre para que no te parezcas a él en ciertas cosas...jejeje.

Pero bueno, con que seas un buen hombre y un buen padre, como él, me conformo.

Siempre que cumplís años me entra nostalgia. Recuerdo tu embarazo, la ilusión, las ganas de conocernos, tu parto...

Siempre digo que volvería a vivir vuestro parto una y mil veces. A pesar del dolor, sólo por vivir el momento en que os vi la carita y os sostuve entre mis brazos por primera vez, volvería a pasar por todo de nuevo.

Porque ese momento no es comparable con nada. Con absolutamente nada.

Tú fuiste muy madrugador mi bebé. Después de toda la noche soñándote y deseándote...llegaste con el alba, a las 7 de la mañana. En punto. Muy puntual...

Y yo no es porque sea tu madre pero te has convertido en un auténtico dandy...Estás guapo a rabiar, simpático a reventar y golfo a más no poder...

Lo tienes todo Juanito!!! Por eso sé que triunfarás en la vida.

Sólo espero poder estar siempre a tu lado para demostrarte todo lo que te quiero...



Feliz segundo cumpleaños mi amor!!!!

Te queremos y te adoramos.

Mamá, Papá, Ignacio y Cayetana.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

En medio de la Oca

Hace algunos días una persona a la que admiro mucho y conozco de hace años me preguntó: ¿Cómo estás?.

Bien, le dije yo.

Mentira. Me dijo él.

Cuando creas en ti, cuando de verdad empieces a pensar en ti, sólo en ti. Y yo lo vea en tus ojos...entonces, te creeré.

Yo me reí, no le hice caso...Qué dice éste, pensé yo...Claro que estoy bien...

Pero de repente esa frase de Creer en Mi, toma forma ante mis ojos cada vez más a menudo...

Cuando te deja una persona, cuando un matrimonio se rompe por x motivos, siempre piensas que algo no hiciste bien. Que fue tu culpa. Que ella es más guapa que tú. Que le dará más...

Son sentimientos inevitables después de una ruptura.

Y es muy difícil aprender y sacar fuerzas para gritar: ¿Pero qué estás diciendo?

Él no me merece!!!!

Yo, un año después de la ruptura de mi matrimonio, y ya lo escribo y lo digo así, tal cual es, no he ido a ver a un profesional. No he ido a ver a un psicólogo, ni a un terapeuta...A veces, cuando me fallan las fuerzas me lo planteo. Alguna amiga que me quiere, cuando ve que doy dos pasitos para detrás me dice: Rut, debes buscar ayuda. Nosotras ya no sabemos cómo ayudarte, ni qué decirte...

Yo puedo sola, me digo.

Siempre he pensado que soy una persona fuerte. Lo soy. Estoy convencida de ello. Aunque a veces flaquee, aunque a veces me salga del camino correcto, aunque a veces como me dice una de mis niñas bonitas, mi vida sea como el juego de la oca y de repente caigo en el pozo...y pum, vuelta a la casilla de salida.

He estado muchas veces en la casilla de salida. Muchas. Y he avanzado, mucho...de repente me veo en la mitad del tablero y miro para atrás, si, ya sé que no se debe mirar para detrás pero lo hago para decir: Ala! mira hasta donde he llegado...Soy una campeona!!!! A seguir...

De repente llega mi Pozo. Sí, el Pozo.

Y nos engañamos a nosotras mismas y pensamos...Pero es que es tan guapo el Pozo...y mira todo lo que me dice...¿Por qué no creerlo? ¿Por qué me va a decir todo eso si no es cierto? Él me quiere....

Error.

Por eso hay que ponerse fuerte. Y hacer no sólo ejercicio físico, que para mi está siendo fundamental, hay que fortalecer, día a día la fuerza de voluntad.

Hay que tener mucha fuerza de voluntad para vencer a el Pozo.

Muchísima. Porque estamos débiles, porque aún hay amor, porque hay un pasado, y unos sueños, porque hay unos hijos...

Lo que yo os diga, mucha fuerza de voluntad.

Esto viene quizás a que he pasado unos diítas un poco flojilla. Pero ya me siento mejor, más optimista, más fuerte...

Ayer iba en el coche con los niños y estaba el cielo nublado nublado y de repente, doblamos la curva y vimos ese gran arco iris...Tuve que detener el coche...para que pudiéramos admirarlo bien. Los niños estaban embobados...gritaban de júbilo. Creo que nunca había visto un arco iris tan perfecto.

Y ahí estaba...todo para nosotros.

Y sabéis lo que pensé. Miré a mis niños y les dije: Lo lograremos chicos!!! mamá lo logrará.

Ellos me miraban como si estuviera loca....

Saldrá el Arco Iris.

Estoy segura de que saldrá para mi.

Feliz Miércoles

Besos desde el Sur

martes, 3 de noviembre de 2015

Seguir...

Las pérdidas, duelen. Da igual qué tipo de pérdida sea, las hay de todo tipo, pero todas, duelen.

Decirle adiós a algo que soñabas, duele.

Despedirte de alguien que creías eterno, duele.

Admitir la pérdida, duele. Y a veces no se puede, no se logra...Porque en muchas ocasiones ni siquiera quieres sentirla...

No quieres que esté ahí. Fuera. Vete...

Sea cual sea tu pérdida...desgarra...

Te deja vacía, seca...

Perder duele.. Si, duele mucho...

Y esto va por ti, mi pequeña estrella.

Ya siempre será nuestra estrella.

Duele perder lo que se ha tenido tan poco tiempo en semanas pero será eterno su amor. Infinito...

Y a veces no consuela eso de que para ganar, hay que perder un poco...

Hay muchos tipos de pérdidas. Todas deben llorarse, aceptarse y no sentir vergüenza por sentirla.

Yo misma, a veces, le doy un plumazo al dolor. No quiero sentirlo...venga, vete...

Pero esa no es la solución. No es consuelo.

Porque es cierto que después de la tormenta llega la calma. La calma llega. No te hace feliz, pero llega.

Mi calma tarda en llegar, pero llegará, sé que llegará.

Ha sido un fin de semana lluvioso. De cansancio. De miedos, de rabia.

Pero llegará la calma.

Llegará nuestra calma pequeña estrella.

Hoy sigue lloviendo pero hoy ya no siento tanto vacío...a veces solo me permito sentirlo unas horas, un tiempo...

Luego hay que levantarse y seguir caminando. Un camino que sería más cómodo, más sencillo si dejaran de ponernos obstáculos en nuestro camino. Deja de dejarme migas de pan para seguirte.

No quiero tus migas. No quiero seguir tu camino.

Voy a seguir el mío propio. El que no duela. Un camino lleno de luces y esperanzas nuevas.

Y tú nos acompañarás siempre, mi pequeña estrella.

Besos desde el sur

Feliz martes

martes, 27 de octubre de 2015

La niña de mis ojos...

Supe que ella era una valiente desde el momento en que la vi. Desde el momento en que me miró con sus grandes ojos azules. Desde el momento en el que agarró con fuerza mi mano.

Supe, desde el momento en que la vi, que estaríamos conectadas para siempre. Que yo primero soñé con ser madre, luego soñé con una princesa y Dios me la concedió.

Hace cinco años que me siento la mujer más afortunada del universo.

Y hace cuatro que la vida me la puso en el camino a ella. Mi rubia preciosa.

Supe desde el momento en que la vi que ella sería un huracán. Y que conseguiría todo lo que quisiera en la vida. Ellas es más valiente que yo.

Al mirarla no puedo evitar sonreír porque realmente es un pequeño calco mío.

En apariencia...en carácter ella es diferente.

Atrevida, loca, decidida, a veces algo llorona pero ella es mi ángel...

Supe desde el momento en que la vi que desde ese instante nos uniría ese hilo invisible que unen a una madre con su hija. Una complicidad. Un sentimiento.

A pesar de que de los tres es la menos madrera...Ella es independiente, novelera, a veces algo descuidada pero con su sonrisa mueve montañas y se gana corazones.

Sólo ella puede ser la hermana del medio.

Sabe imponer su lugar. Sabe que nos tiene completamente hipnotizados desde el momento en que nació.

La princesa de papá y la niña de mamá.

Supe que me daría guerra desde el momento que la vi.

Ella es diferente de los hermanos. Ella discute más. Chincha más. Se enfada más.

Como le digo siempre, ella es mujer.

Es así. Quien tenga entre sus hijos chico y chica sabrá a lo que me refiero.

Supe desde el momento en que la vi que ya mi vida nunca sería la misma. Que ella había llegado para completarnos.

Y si pensaba que el amor que sentía por su hermano era inmenso, cuando ella llegó supe, que da igual los hijos que tengas, que el corazón de una madre es capaz de hincharse e hincharse y tiene cabida todo ese amor que sólo una madre puede sentir.

Supe desde el momento en que la vi, que esta era una rubia peligrosa.

Pero es mi rubia. Mi llorona. Mi niña bonita. Y el nombre que siempre soñé.

 
 

Te adoro Cayetana.

Feliz martes

Besos desde el Sur

viernes, 23 de octubre de 2015

Mis estrellas...

¿Os he dicho alguna vez que odio a mi profesora de GAP? pobrecita...pero es que nos miente...sabéis eso de... venga que éstas son las últimas de verdad...MENTIRA, cuando crees que has terminado, te mete otra serie de 8 de sentadillas y se queda tan ancha...

Pues como eso, todo.

Una vez leí en un libro súper interesante, la historia de unos mineros que se quedaron encerrados. Sabían que el oxígeno podría acabarse antes de que llegaran para rescatarlos. Sólo uno de ellos tenía un reloj y era el encargado de ir diciéndole a sus compañeros el tiempo que les quedaba. Decidió engañarlos e ir diciéndole siempre que habían superado un tiempo largo. Ya pasó media hora. Cuando sólo habían transcurrido quince minutos. De esa manera, cuando llegó el rescate, todos los mineros habían sobrevivido. Todos menos uno. El que poseía el reloj.

Un poco de eso creo que hace mi profesora, te anima diciendo que ya vas a acabar pero ella sabe que te queda algún esfuerzo más...

Y tú mantienes esa esperanza.

Yo ya os hablé de mi esperanza y me despedí de ella hace tiempo, pero sólo en un determinada cosa, en otras la sigo manteniendo.

Alguien me dijo una vez que siempre quedará esperanza mientras haya buenas personas en el mundo.

Y yo, gracias a Dios, estoy rodeada de muchas de ellas.

Son mis estrellas.

Y hoy quiero hablaros de ellas.

Mis primeras estrellas son tres. Las más luminosas, las que más brillan en la oscuridad. Las que me sacan una sonrisa aunque esté profundamente triste. Estas estrellitas también logran volverme loca a veces...y me agotan otras tantas...Pero mi vida no tendría sentido sin ellas.

Son como la estrella de la Navidad, esa que me guía a mi destino.

Mis siguientes estrellas son las que están conmigo desde siempre, las que me vieron nacer y desde entonces uno de sus objetivos en su vida es cuidar de mi. Da igual lo que yo haga o diga o los desvíos que tome en mi camino. Ellas siempre están ahí. Una, decidió volar hasta el cielo para cuidarme desde allí, pero yo la noto cerca. Y dentro de mi, día tras día. Sé que nunca me abandona. Dejó ella aquí en la tierra a unas cuántas estrellas muy muy valiosas para cuidarme.

Mis siguientes estrellas han estado conmigo siempre, en el campo de batalla. En la infancia, en mi adolescencia, en mis mejores años, algunas me acompañan desde el principio, otras se han ido uniendo en mi camino y decidieron quedarse.

¿Sabéis cuántas estrellas me rodean?

En realidad me siento una privilegiada. Porque son todas ellas las que iluminan mi camino. Siempre.

Y hoy, simplemente, les quería dar las gracias por aparecer. Por quedarse. Por estar. Por no abandonarme.

Millones de gracias

Feliz fin de semana

Besos desde el Sur

martes, 20 de octubre de 2015

Rendirse no es una opción...

Rendirse, es de cobardes...

Y yo nunca me he considerado una cobarde...Pero diré que en más de una ocasión he deseado tumbarme, cerrar los ojos y sencillamente...rendirme...dejar de luchar, dejar de tirar del carro yo sola, dejar de sentir...Dejar, dejar, dejar...

Hace tiempo que no vengo a escribiros unas palabras...sencillamente no se por qué a veces me quedo bloqueada y dejo de escribir...

Hoy sencillamente esta frase me ha hecho reflexionar...



Es por eso que yo siempre recomiendo luchar por lo que se quiere. Y que siempre que se luche se haga con el corazón, con el corazón latiendo a todo pulmón...De nada vale hacer las cosas a medias, o sin tener claro por lo que se lucha.

Todos lo que conocen mi situación saben que he luchado, lo he hecho convencida. Y no me arrepiento, luché porque así lo sentía...

Y no es que ahora haya dejado de hacerlo, simplemente luchar sola es muy duro...y cuando empiezas a ver que la lucha es en balde...simplemente dices ¿Para qué?...

Me encantaría que mi lucha tuviera un final feliz. Aún sigo queriéndolo...Me encantaría que todo quedara en una pesadilla y tuviera un final feliz.

¿Eso es posible? No lo sé...sencillamente no puedo saberlo, pero como siempre digo, mientras haya amor...

Cuando a veces mi hijo me dice "Mamá, no puedo hacerlo...", lo miro y le digo: "inténtalo!"

Como entonces yo no voy a planteármelo...

En estos momentos de mi vida yo no puedo mover ficha. Simplemente puedo esperar y si llegara el momento pues entonces si lucharé. Juro que lo haré.

Mi piel no se quedará intacta.

Y nuestro amor tendrá cicatrices, es cierto, algunas quizás nos recuerden siempre cómo nos las hicimos pero como siempre digo, el tiempo y el amor, pueden curarlo todo...

¿Miedo? Mucho...todo el del mundo...Pero que nunca eso ciegue nuestro camino.

Podré arrepentirme si me equivoco pero nunca podrás arrepentirte de algo que no has hecho.

A veces me gustaría ser como mi hijo Juan. Sin miedo a nada...valiente, intrépido, decidido, con coraje...

Él sabe lo que quiere y va a por ello.

Rendirse no es una opción.

Y con toda esta reflexión os deseo un feliz martes-lunes, ya que para nosotros ayer fue festivo.

Besos desde el Sur

martes, 6 de octubre de 2015

A nosotras...

Hoy quiero dedicar esta entrada a nosotras mismas, a todas las mamis, mujeres y superwoman del mundo...

A nosotras, que nos despertamos cuando suena el despertador y quizás no hemos dormido apenas, a causa de un bebé que llora, un niño malito, terrores nocturnos, alguna tos inoportuna y un largo etcétera que se pueden dar en una sola noche...

A nosotras, que vamos a trabajar con las prisas, pero con nuestra mejor sonrisa. Trabajar donde sea, en una oficina, en un supermercado, despacho, tienda o en nuestra misma casa...ese trabajo duro y que a veces no se valora.

A nosotras, que salimos corriendo a la hora de la recogida, con el tiempo justo para llegar a comer y salir pitando a las clases extraescolares...

Que pasamos la tarde cambiando niños, montando y bajando niños del coche, que esperamos una hora a que terminen, pero que sonreímos al verlos disfrutar de hacer aquello que más les gusta...

Que nos da igual convertirnos en taxistas...en enfermeras, en magas, en malabaristas...

A nosotras, que nos plantamos nuestra mejor sonrisa y les ponemos nuestra mejor carita a nuestros niños, aunque estemos cansadas, a veces de mal humor, a veces tristes...

A nosotras, por ser mil veces más fuertes de lo que nos pensamos...

A nosotras, porque a pesar de todo lo dicho somos capaces de esperar a nuestros maridos con una sonrisa y con su cena favorita lista.

A nosotras, que hemos cambiado nuestros planes por cumpleaños infantiles. Que llegamos a casa con pintura de cara en la camiseta y con una sonrisa de agotamiento.

A nosotras, que pasamos las tardes en el parque con mil ojos para que no les pase nada...que vigilamos que uno va en la bici, la otra se columpia, y sujetamos al pequeño para que no se parta la crisma...

A nosotras, que después de pasar una tarde haciendo malabarismos, llegamos a casa y estamos dispuestas a acompañar a nuestras parejas...a donde sea...

Porque qué queréis que os diga, somos heroínas. Madres...

Esas que siempre tenemos el abrazo oportuno y las palabras mágicas...

Que sabemos en el momento en el que nos convertimos en madres que nada en nuestra vida volverá a ser como antes ni nosotras volveremos a ser las mismas...

A nosotras, que sabemos, a pesar de todo esto, que no cambiaríamos este trabajo por nada en el mundo...

Y que no hay nada que nos llene más de felicidad que ser como somos...nosotras mismas...

Besos desde el Sur

Feliz martes

lunes, 28 de septiembre de 2015

Porque siempre estás...

Va a hacer diecinueve años desde que te fuiste, ya he pasado más tiempo en mi vida sin ti, que contigo...

Y puedo decirte, que cada día te echo de menos...Cada día me encantaría poder llamarte ahora que soy adulta y contarte mis alegrías, mis miedos, mis tristezas...

Cuando te fuiste, yo era una niña...tu niña pequeña...

Qué duro tuvo que ser saber que te ibas...

Lo pienso y se me encoge el corazón. Quiero pensar que siempre tuviste la esperanza...y que no sufriste...

Yo sufro ya no por mi, sino por ti.

Esa unión que tengo con mis hermanas mayores, la de veces que nos reímos recordándote, si estuvieras aquí....

Esa unión sería completa...

Cuántas veces te he echado de menos...en cuántas risas, en cuántos besos...

En los días que nacieron mis hijos...En cada abrazo que les doy. En las ocasiones en que nos tumbamos en el césped y hablamos de las nubes, de las estrellas...de ti...

Cuando ven una estrella que brilla sobre las demás, esa eres tú!

Yo les hablo de ti, de lo que te reías de la vida, del sonido de esa risa, de tu olor a perfume de rosas...

Y hoy me he acordado de ti porque anoche, mientras Juan estaba en mi cama sin dormirse, de repente miró para la mesita de noche y sonrió y empezó a hablarle a tu fotografía...

Te hablaba emocionado...me quedé mirándolo porque me dio un escalofrío...

Es cómo si él te conociera de verdad. En su sonrisa se reflejaba alegría por verte de nuevo...

No sé cómo explicarlo...fue una sensación...un instante...



Me hizo cogerte y entregarle el marco de fotos...No sabes la de besos que te dio...que te dimos...

Y sonreí de alegría al sentir que mis hijos siempre sabrán quién fue su abuela, sabrán llevarte en su corazón aunque no hayan tenido la oportunidad de conocerte.

Sabrán que pueden hablarte y que tú les cuidarás siempre.

Al igual que haces conmigo, porque eso sencillamente...lo sé.

Besos desde el Sur

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Mi terapia...

Odio a las personas que comen y no engordan. Así, sin paños calientes.

Y las ves comer y comer y allí están ellas o ellos, delgaditos e ideales.

Bueno, a mi amiga del alma no la odio. Aunque vaya con ella al gimnasio y la mire para motivarme. Fuerte y delgada como ella sola y si no fuera porque es mi amiga y sé que es la última en parar de masticar en una comida me preocuparía por su salud.

Pero bueno, ella es de las afortunadas.

He de decir que yo siempre he sido un pelín vaguilla para el deporte. A ver, ir voy pero miro el reloj de la pared como si se me fuera la vida en ello...¿Cuánto queda por Diooos?..para salir de este infierno...

Nunca pensé que diría esto pero, ahora, LO NECESITO. Así, con mayúsculas, y es que el gimnasio se ha convertido para mi en una terapia...

Primero, es mi momento. No niños, no estrés, no pensar...Sólo piensas en correr encima de la elíptica, en cuánto me gusta la canción que está sonando y en las piernas tan estupendas que se me van a quedar...jajajaja.

Pero es que ya no es sólo eso...Ayer, estando con mi prima del alma en la clase de GAP (Glúteos, Abdominales y Piernas), en uno de estos ejercicios infernales de levantar la pierna hacia el techo mientras estás a cuatro patas...La escucho decir que iba a llorar del dolor...jajajaja...y derrumbarme....Apoyé mi cabeza en la colchoneta y os juro, que lloré de la risa....

Me pasé toda la clase con la risa floja...

¿Y puede haber mejor terapia que reírse?

Ir al gimnasio con mis amigas se ha convertido para mi en algo de primera necesidad. No sólo porque después nos tomemos esa ansiada cervecita al salir, que también, jajajja...Sino porque de verdad me viene genial y oye, si con eso y todo, consigo mantenerme en forma y verme mejor a mi misma, pues eso que gano en autoestima.

Que últimamente se había ido de paseo y no la encontraba por ninguna parte. Por fin la tengo conmigo. Tanto, que a veces me vengo arriba...Jajajaja.

Pero bueno, no creo que eso sea malo, sino al contrario. Me siento bien y se transmite. Aunque a veces me sienta Mamá Ogro. Creo, que no lo estoy haciendo mal del todo...Gracias a todas por vuestros comentarios sobre eso, sois estupendas.

Así que si alguna está dudando en apuntarse o no a ese gimnasio de la esquina, hacedlo!!!

Os juro, que es una terapia estupenda.

Besos desde el Sur

Feliz miércoles!

lunes, 21 de septiembre de 2015

Mamá Ogro

No sé si este fin de semana los torcidos han sido ellos o he sido yo. El caso es que anoche cuando los acosté y sentí una enorme paz me sentí mal por ello...

Mis hijos son niños buenos. Obedecen, son tranquilos y educados o al menos eso creo. Juan es un poco más movido, pero su edad lo delata, 22 meses...

El caso es que últimamente están un poco revolucionados. O yo muy cansada...O quizás un poco de las dos cosas...

Ellos no tienen la culpa de que yo a veces me sienta sola, que sienta que no lo estoy haciendo bien, que les grito demasiado, que todo me parece un mundo...

Y es que hay días como el de ayer que parezco un disco rallado y mi frase favorita es:

- Voy a contar hasta tres...UNO!!!

Y es que diré que ya no es que Juanito sea un trasto, ayer me di cuenta de que es más trasto con su hermana a su lado...Y es que la Rubia es mucha rubia. Todas las ideas las tiene ella...

Y ya que he empezado a quejarme voy a hacerlo bien..jajajja.

El sábado me entró una alergia de estas criminales, mocos, estornudos, picor de ojos...Vamos, que me levanté súper bien. Cómo sería la cosa que por la tarde estando en un cumpleaños de una amiguita de la clase, las mamis me miraban y se extrañaban de verme tan...plof.

Ya llegué un pelín nerviosa a mi casa. Y cansada, muy cansada...A veces el simple hecho de bajarlos del coche y pensar que tengo tres duchas por delante con sus respectivas peleas, ya me agota.

"Hoy no tocaba pelo...no quiero esa esponja...no me quiero salir el primero...Juanito que se le va la vida salpicando y lo pone todo perdido...etc etc..."

Mala madre number one que como venían con un empacho de la merendola del cumple, me ahorré las cenas. Un vasito de leche y a dormir.

Por suerte y para mi bien, al día siguiente no madrugaron mucho pero eso hizo que se levantaran con las pilitas muy cargadas. Sobre todo la Rubia y Juanito.

No os voy a enumerar todo lo que hicieron y lo que dio de si la mañana porque entonces no acabaría nunca.

Mejor os voy a contar cómo acabó el día. Ignacio agarrado a la barandilla de la escalera que no quería ducharse...no entra en razones y este niño dentro de un par de años tiene más fuerza que yo.

Imagino que estaría cansado. Que él tampoco tenía un buen día, o que quizás también echa de menos a su padre y es su manera de mostrar su disconformidad....

Porque él es un niño muy bueno...No suele liarme esas perretas.

El caso es que acabé muy enfadada con él.

A esas personas que dicen que a los niños no se les debe gritar, no se les debe dar un cachete aunque lo merezca, que lo ideal es el diálogo...

¿el diálogo? Quizás no son padres, o si, no lo sé...Pero yo a veces ya no puedo dialogar, más que nada porque mi hijos tienen 5, 4 y casi dos años respectivamente...y son cabezones como ellos solos.

Y repito, tengo la suerte de que son buenos.

Después de pelearme con Ignacio y convertirme en la niña del exorcista, llegó el momento de preparar las cenas. Con sus respectivas quejas de yo quiero y yo quiero lo otro.

No os olvidéis que yo seguía siendo mocosete con mi súper alergia...que ni centrar la mirada podía con los ojos como dos brótolas de tanto rascármelos...

La tonta soy yo por prepararle a cada uno lo que quería...Donde ha quedado eso de "esto es lo que hay y punto". No podía discutir más...

Vamos que me piden cenar chocolate y se lo concedo. Mala madre number two.

Yo veía por el rabillo del ojo que la Rubia y Mini Juan estaban planeando algo. Los dos juntos...en silencio...Mala señal.

Y se hizo el desastre. Consiguieron explotar una botella de dos litros de coca cola...Ellos salieron derrapando de la cocina, que ahora me río pero en ese momento la Rubia se llevó la colleja antes de coger la puerta de la cocina...

Eso parecía un aspersor...no os contaré el estropicio y las ganas que me entraron de matarlos.

Y en vez de hacer eso me puse a llorar...como las niñas chicas...absorbiendo más mocos, si podía...

Cansada....cansada....cansada....

Porque no me gusta gritarles. Porque no me gusta perder la paciencia. Porque ellos no tienen que verme llorar...porque no me gusta tener la mano larga...

Porque...porque....porque....

Y a pesar de la noche nefasta y este fin de semana de mamá ogro...Ellos hoy al despertar me han dedicado una gran sonrisa...y me han abrazado fuerte...

Y es entonces cuando me envuelve la culpa...Pero quiero que ellos sepan, si leen esto en algún momento de sus vidas, que su mamá lo hace lo mejor que puede...

Y aunque les grite y me entren ganas de tirarme en el sofá y hacerme la muerta, les quiero, les quiero con toda mi alma...

Y eso es lo único que importa...

Besos desde el Sur

Feliz lunes


jueves, 17 de septiembre de 2015

El regreso...


Hola, ¿quién es esa del espejo que me devuelve la sonrisa?

¿Soy yo?

¿Dónde has estado todo este tiempo?

Te he echado de menos...

Esa frase me la dijo hace poco alguien que adoro...y me hizo pensar...

Me hizo pensar si de verdad llevo tanto tiempo fuera...

Tanto tiempo centrando mi mirada y mi felicidad fuera de mi...

Fuera de mi cuerpo...

Te he echado de menos...

Retumbó en mis oídos durante algunos días...Era el momento de volver. De escapar...de poner rumbo a mi propia felicidad...

Alguien me dijo una vez que tenemos la extraña manía de pensar que nuestra felicidad está causada por algo, por alguien...Cuando nuestra verdadera felicidad solo depende de nosotros mismos...

Tengo una amiga que sé que en estos momentos lo está pasando realmente mal.

Que tiene en frente de ella un abismo...

Y la entiendo tanto...

¿Ayudarla? pues no sé si puedo, sólo puedo decirte que aunque creas que jamás te recuperarás, un día, sin más...ya no duele tanto...

Escuece...pero no duele.

Yo jamás pensé que llegaría hasta aquí. Que un día me sentiría fuerte.

Que un día me miraría en el espejo y le sonreiría a mi propio reflejo.

Todo va a estar bien.

Tú puedes lograrlo.

Pero de repente, sin más. Llega.

Y te sientes libre...

El tiempo es un gran consejero...Hace que veas las cosas desde otro prisma, con otra actitud.

Yo ahora sé lo que quiero. Y lo que no quiero.

Me había olvidado de mi propio reflejo, de cómo era en realidad. Había olvidado mi luz, mi color, el sonido de mi risa...

Llorábamos de risa aquella noche cuando me dijo Te he echado de menos...

No pude más que abrazarla y darle las Gracias.

Porque he vuelto. Porque ella sintió que había vuelto...

A todas las personas que me han ayudado a volver...Gracias. De corazón.

Feliz jueves

Besos desde el Sur

 

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Será...

Hoy me siento nostálgica...será que ya los días son más cortos, será que miro a mis bebés y ya no lo son...será que ya son niños, con los que hablo, con los que dialogo, con los que razono...

Será que Juan ya me da besos sonoros...

Será que va como los locos con su moto de plástico...

Será que me sonríe y ya tiene todos los dientes...

Será que Ignacio ya ha pasado al libro 2 de Letrilandia...

O será que mi rubia se pasa la vida dando vueltas diciendo que es una princesa y que su novio se llama Andrés...

Será que hoy me ha salido en Facebook un recuerdo...exactamente éste...



Y me ha entrado una nostalgia...una morriña...De repente me he quedado un rato mirando esa barriga...en la que había ilusión, amor, familia, unidad, proyecto en común...

Había tantas cosas...Había tantos sueños...

Ahora hay otras. Hay esta cara y esta sonrisa...


Y el amor sigue siendo infinito...

Y mi sonrisa tiene otros matices...el de una madre por sus hijos...

El de la superación...

Juanito se ha hecho tan mayor...



El benjamín de mi casa crece a paso agigantados y hace nada era la Historia de un Garbancito

Donde describí capítulo a capítulo la historia de mi último gran amor.



Juntos hemos pasado muchas cosas...y a él le ha tocado afrontar muchas cosas siendo tan sólo un bebé, pero mi única satisfacción es que ahora es un niño feliz.

Se le nota...

Con su eterna sonrisa...

He de decir que de los tres es el más terremoto, el más atrevido, el más nervioso, el más cafre, el más bruto...

El más ruidoso...el más gamberro...Pero es tan gracioso que te tienes que reír con él.



Es un pícaro de mucho cuidado...He de reconocerlo, de los tres es el que más genes posee de su padre...

Idéntico es poco.

Quizás por eso se adoran tanto...

Será que será que hoy me espera un día de esos de melancolía y baba caída, pero con este bombón y los otros dos, como para no...

Feliz miércoles

Besos desde el Sur

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Va por ellos...

Desde que llegasteis nunca me siento sola...

Vuestra sonrisa es la mía, vuestras carcajadas, mi vitamina.

Adoro veros dormir y ver lo rápido qué habéis crecido y lo lindos que sois...

Todos los días al despertar le doy gracias a Dios por teneros, porque estéis sanos...

Sois unos niños felices, y ese es mi destino, hacer que lo seáis...

Juntos hemos pasado algunos baches, y los que nos quedan amores...

Pero juntos de la mano los superaremos todos.

Por vosotros soy capaz de superar todos los obstáculos.

Ser vuestra madre es un orgullo para mi y no hay mejor trabajo que dedicarme a vosotros en cuerpo y alma.

Aunque a veces mami pierda los papeles y salga detrás vuestra gritándoos, luego no me siento bien por ello. Es sólo que a veces, estoy cansada.

Si supierais cuánto os quiero...cuánto os necesito...cuánto bien me hacéis cada día...

A veces pienso que cómo he podido vivir 29 años sin vosotros...sin vuestros abrazos, sin vuestras sonrisas sin pedir nada a cambio, sin esos besos sinceros...

Sin vuestro cariño...

Mañana empezáis una nueva etapa en el cole. Un nuevo curso, nuevos proyectos...

Yo sólo puedo deciros lo orgullosa que estoy de vosotros. Que sois unos niños maravillosos.

Que ojalá pudiera cogeros de la mano y no soltaros nunca para que nada ni nadie os haga daño.

Pero a veces mami tiene que dejaros volar...ser vosotros mismos...

Yo sólo puedo estar ahí para ayudaros a levantaros y curaros las heridas con todo el amor que siento por vosotros.

Gracias mis niños,




Suerte en este nuevo año escolar...

Os quiere muchísimo,

Mamá.

martes, 8 de septiembre de 2015

Orgullosa de mi...

Hace un año, por estas fechas, los que me leéis sabéis que mi mundo se derrumbó, mi vida se oscureció y todo lo que yo creía que era mi paraíso se volvió en infierno....

El golpe fue duro porque no lo vi venir...ni sospechar si quiera...

En esos momentos de mi vida pensé que jamás lo superaría. Que ya nada tenía sentido para mi, ni tan si quiera las sonrisas de mis hijos.

Me habían abandonado. Me habían sustituido.

Recordar aquellos días, duele, duele mucho...

Pero hoy puedo decir que lo peor ha pasado. Que mi mundo es otro.

Y mi felicidad yo misma.

Recuerdo que me apunté al gimnasio para descargar sentimientos, soltar adrenalina y despejarme.

Poco a poco me fui dando cuenta que funcionaba...

Que a veces cuando corría en la clase de Indoor Walking, me sorprendían las lágrimas...sin poder evitarlo...Vamos, que salía de allí nueva.

Ayer volví al gimnasio después de dos meses de parón en verano. Un año ha pasado desde aquella primera vez...

Y sabéis que? Queridos lectores...sonreí!!!!

Me sentí libre...tranquila.. en paz...

Y qué queréis que os diga pero siento orgullo de mi misma...

Porque todo ha sido más largo y más duro porque Él no me ha dejado tranquila.

Agradezco que ahora lo haya hecho. No hay nada que le agradezca más a la vida...

El tiempo es un gran aliado. Claro que sí...y estos momentos también...




Ellos son mi bálsamo.. mi cura...

Un pie delante y otro detrás...Así voy caminando, pero sintiéndome más fuerte que nunca, porque si he llegado hasta aquí puedo decir que lo he logrado...

Que como dice Bebe, lo que no te mata, te hace implacable.

Y que yo ahora me voy a reír del mundo, porque la vida me ha dado una segunda oportunidad...

No sé que me deparará el futuro. Sólo sé que no estoy sola, que tengo la gran suerte de tener una familia que quita el sentío y unas amigas de 10 no..de 20!!!

Así que sí amigos míos, estoy orgullosa de mi!!!!

Sed felices,

Besos desde el Sur



lunes, 31 de agosto de 2015

Adiós, Esperanza...

Querida Esperanza,

Es hora de que nos digamos Adiós.

Llevamos un año juntas, agarradas, unidas...y ya es hora de que te deje marchar...

Debes irte, debes dejarme...

Hemos estado alimentándote, él con sus mentiras, yo, con un miedo atroz a dejarte marchar...

Pero ha llegado el momento.

Contigo dentro de mi no soy capaz de mirar el futuro...contigo dentro de mi siento que me ahogo...

Quiero que te vayas.

Quiero que cojas tus recuerdos, tus anhelos, tus deseos...coge todo tu equipaje y vete...

Ya no quiero que sigas formando parte de mi. No quiero que te aparezcas en sueños, no quiero verte en la risa de mis hijos, en el calor de mi hogar...

Quiero que te vayas. coge tus cosas y vete. Aléjate, olvídame...

Yo quiero olvidarme de ti también...olvidar que existes...arrancarte...

Quiero sonreír de nuevo y tú no me dejas....

Vete Esperanza, por favor...

Deja de martillear mi mente...

Quiero que te vayas para dejarle hueco a la Soledad, después al Sosiego y quizás después a la Felicidad...

Pero para eso necesito que te vayas...no hay espacio para todas y debes entenderlo.

Ya es hora de que nos despidamos. De que cerremos la puerta y dejemos dentro los recuerdos y todos esos planes de futuro...

Tenemos que hacerlos desaparecer Esperanza...

Contigo no podré. Y necesito hacerlo, tengo que hacerlo.

Venga, debes irte...Sal de golpe, no lo hagas despacio porque entonces seguro que te agarro de nuevo...

Yo también tengo miedo...pero debemos despedirnos...

Sal, corre...Y no me digas Adiós.

Besos desde el Sur

viernes, 28 de agosto de 2015

Respirar...

Así se llama el último single de Bebe y he de decir que la oigo, la oigo...y no me canso de escuchar su letra...se me mete dentro, la tarareo...y así voy...

Es que me llega al alma y además es que parece que la escrito para mi...

Hace algún tiempo que no paso por aquí aunque siempre estamos en Instagram donde intentamos estar al día.

En todo este tiempo han pasado algunas cositas, como que cierta Rubia ha cumplido 4 añazos, unas palabras le debe mami en este nuestro rincón...



Que esta niña me tiene robado el corazón es algo evidente.

También tocó volver al trabajo después de unas fantásticas vacaciones con mis tres retoños, donde hemos disfrutado los unos de los otros como nunca...Hemos dormido como ositos, tomado el sol como si se acabara el mundo y hemos disfrutado de largas jornadas piscineras y playeras.



Hemos visitado a dos de mis personas favoritas en el mundo y hemos dado muchos abrazos de esos que te cargan las pilas para unos cuantos meses...

Ignacio sigue siendo el hombre de mi vida, su sola presencia calma mi alma, sus abrazos y sus te quiero continuos, porque son continuos, hacen que merezca la pena mirar hacia adelante y comernos juntos el mundo...

Le queda poco para empezar su cole y su fútbol y está que no cabe en sí de felicidad.



La Rubia...ella sigue siendo la persona más independiente del planeta, es presumida como ella sola y se mete a todo el mundo en el bolsillo en cuestión de segundos. Me deja plantada la capacidad que tiene para llevarte a su terreno...para hacer lo que ella quiere y sacarme una sonrisa con sólo mirar su cara...



Algún día tendrá que desvelarme su truco...

Y Mini Juan...ay, que tendrá este niño que a pesar de lo gamberro y movido que es, me tiene robaito el corazón...No tiene ninguna idea buena, pero al final, acaba haciéndolo todo con tanta gracia que ni reñirle puedo...

 
 
Contra todo pronóstico Juanito nos deja disfrutar de la playa porque no hay nada que le guste más en el mundo a mi moreno que un cubo y una pala.
 
Eso sí, la tarea de como terminar una jornada playera sola con los tres y no morir en el intento se merece una entrada a parte. Me canso de pensarlo.
 
Y las que os interesáis por mi deciros que sigo Respirando...que no es poco...
 
Que miro al futuro con optimismo, con la sensación de que lo malo ha pasado y ya sólo me quedan cosas buenas por vivir...
 
Que el tiempo se encarga de poner todas las piezas en su sitio y a cada uno en su lugar...
 
Que ya no hay lágrimas sino sonrisas...Y como dice mi querida Bebe:
 
 
"Se cae la piel rota, dejando al descubierto la otra,
con más brillo de la que cae...porque algo la está alimentando...
Mi piel...en silencio grita...Sácame de aquí...
Mi piel...en silencio grita, oxígeno...para Respirar
.........
Lo que no te mata, te hace implacable..."

 
 

Ahora sí, feliz último fin de semana de agosto mis amores...
 
 
Besos desde el Sur. Sed Felices!!!!
 
 


viernes, 14 de agosto de 2015

Ni una Menos


¿Se merece una mujer que le chillen? ¿que la menosprecien? ¿que la insulten o la humillen?

¿Se merece alguien morir a manos de otra persona?

¿Se merece una mujer morir a manos de un hombre?

Porque si...porque me da la gana...porque soy un sucio cobarde que cometo un delito y escondo las manos...

Hoy me uno a ese llamamiento, a esa manifestación de rebeldía, de rabia, de impotencia...

Y digo #niunamenos Nunca más, porque no haya ni una víctima más por esta causa, la violencia de género es algo que nos afecta a todas las mujeres y a nuestras hijas...

Resulta que ahora no vamos a tener que educar a princesitas...Sino a mujeres fuertes, que sepan defenderse.

Y siento rabia e indignación...Porque no eres más hombre maltratando a una mujer, no eres más hombre levantando la voz o alzando la mano...

Por suerte para mi, nunca me han maltratado. Jamás. Ni siquiera se lo que es un grito o una discusión fuerte. Nosotros hemos podido tener nuestros más y nuestros menos pero gracias a Dios a mi lado he tenido a un hombre que en ese sentido sí me ha respetado.

Pero las últimas noticias me consternan, me dejan triste y preocupada porque no se donde vamos a llegar...

Ahora resulta que te matan por acompañar a una amiga a decirle adiós para siempre a un ex amante...

Ahora resulta que matan a tus hijos para que te entierres en vida y no quieras a esa persona como tu marido a tu lado...

Ahora resulta que matar no cuesta nada...

Que se hace así, a la ligera...

Que ha habido en los últimos tiempos más muertes por violencia de género que ocasionadas por ETA...

Que así funciona el mundo...

Y por eso desde Inspiraciones y Ma-mas...Por mi, por todas las mujeres que pasamos por aquí, por mi hija...

Por todas ellas, por todas nosotras, por las que ya no están...


Besos desde el Sur

viernes, 24 de julio de 2015

Cuando la perfección está en una misma...

El otro día leía en el El Mundo una entrada de un nuevo Blog de una Madre desesperada, que hablaba sobre esas Odiosas madres perfectas...las Paulas Echevarrías del universo donde la perfección roza la envidia cochina de quién vemos el espectáculo...Es bastante divertido, podéis leerlo AQUÍ.

Cuanta algo así como que por mucho que tú intentes ir perfecta, nunca las superarás...jajajaja.

Es cierto, yo a veces me quedo mirando esas madres en la playa o en la piscina que no se les mueve un pelo, niños perfectos, madres perfectas, matrimonios perfectos.

Peeero..eso no existe señoras y señores. No es oro todo lo que reluce. 

Yo he de reconocer que siempre intento llevar a mis hijos Perfectos. jajajajaj..Perfectamente arreglados y perfumados, porque ellos no son perfectos, en absoluto...

Son niños, juegan, se manchan, se ensucian, se pelean....pierden los zapatos, como mi Juanito...

En fin, que la perfección no existe.

Las que siempre van a la última, y es cierto que leo los Blogs de algunas de ellas y se me cae la baba de lo moníiiisimas que van, es porque a parte de tener unos buenos bolsillos llenos de dinerito, también lucen todos esos modelos por arte y gracia de la marca. Publicidad pura y dura.

Señoras, somos mujeres reales...y cuando nosotras vamos ideales de la muerte tenemos más mérito, porque a nosotras nadie nos presta ni nos regala nada.

Somos capaces de sacarnos partidazo con un simple vestido de Zara, y encima de rebajas. Ole nosotras!!!

Ahora que lidio sola con mis tres petardos, cuando me propongo salir a cenar alguna noche con ellos a dar un paseo y les saco sus modelajes, los tres a tono, zapatos acordes, el lazo pertinente, me pongo a duchar uno por uno, poner crema, arreglar, peinar, perfumar...Y si es sábado y no tengo a santa Nelsy, ya agárrate y no te menees...

Cuando termino con ellos tres, por supuesto yo me quedo para la última, miro mi gran obra de arte y sonrío para mis adentros. Pero qué guapos son mis tres herederos por favoooor....

Me vuelvo para mi cuarto, abro mi armario y pienso...Ahora mismo me tumbaba en la cama y me hacía la muerta...jajajajaj.

Pero no, sacamos fuerzas, nos ponemos monas y a la calle...Pero es cierto que algunas veces estás tan cansada de haber puesto a tus tres churumbeles ideales de la muerte que piensas, un vestido cualquiera y a volar.

Error.

Tú también debes ir ideal de la muerte. Perfumarte, pintarte y calzarte unos buenos tacones. Aunque a la cuarta carrera detrás de mi hijo Juan, me acuerde de las alpargatas...Que quién te mandaría a ti...

Madres reales es lo que somos.

Vaya a ser que luego el marido te diga eso de: "Hay que ver que ya nunca te arreglas..." Te daba yo a tu una buena os...

En fin, que esas madres reales y perfectas existen, claro que sí, pero para mi, todas las madres, mujeres y esposas somos perfectas y dignas de poner un monumento nacional.

Porque muchas de nosotras somos perfectas por dentro, y eso es lo que cuenta.

Para mi, esto es la perfección....



 
 
 
Y con  los tres protagonistas de este rincón me despido de vosotros hasta mediados de Agosto. Nos vamos de Vacaciones!!!!
 
Este año, nuestras vacaciones serán algo diferentes, nos vamos los cuatro a un lugar donde los mimos y la diversión están asegurados.

Estaremos en Facebook y en Instagram.

Recordad, todas somos perfectas!!! cada una en nuestra medida. Pero dos como nosotras, no hay!!!

Sed felices

Besos desde el Sur

viernes, 17 de julio de 2015

Se acabó

Se acabó...porque yo me lo merezco y me fui....

Esa canción de María Jiménez, me la cantó una noche una amiga mía en Málaga y desde entonces, la pedimos cada vez que tenemos ocasión...Vamos, que nos desgallitamos cantándola como si se nos fuera la vida en ello...

He de decir que yo tengo una suerte grandísima. Me rodean personas maravillosas que me quieren, me animan y me sacan del hoyo de los pelos si hace falta.

Eso han hecho y así me va, que me paso el día de cenas y copas, que a veces me siento mal porque me da el cargo de conciencia de que desatiendo a mis hijos...Pero bueno, ellos tienen a la mejor madre que puedo ser...Estoy con ellos todo mi tiempo libre y es sólo cuándo los acuesto cuando me escapo por la retaguardia...

Y así he empezado el verano, diciéndome a mí misma que Se acabó, todo lo malo se irá y sólo quedará espacio para lo bueno.

Eso y cero dinero en mi bolsillo, porque a este paso...no llego a final de mes..jajajajaj.

Ayer celebramos el día del Carmen, y salimos al mar a acompañar a nuestra patrona de Marbella. Mi querida suegra, que se está portando conmigo de 10..me animó a qué fuera con ellos y bueno, no me pude negar porque para mi siguen siendo mi familia y los quiero con el alma...

Nos equipamos y los niños se lo pasaron como dice mi hija, PIPA.



Iban bastante atentos al mar porque tenemos nuestras costas infectadas de medusas, no sé que va a ser de nosotros si esto sigue así y no toman una decisión a la hora de limpiar nuestras playas. Pero toda la costa malagueña está en alerta y ya llevamos así semanas.



El pequeño Juan estaba feliz de la vida. El mar estaba algo picadito al final de la tarde y ellos tres tan panchos mientras yo me tumbaba con la cabeza mojada mirando a un punto fijo. No se es que suela marearme a menudo sino que la noche anterior me envenenaron y no tenía yo el cuerpo para tanto meneíto...

Pero al final vimos a la Virgen, la acompañamos parte de su recorrido y a mi sigue sobrecogiéndome la imagen de todos los barcos detrás de ella...Es algo precioso.



Mis tres niños son capaces de hacer que se me plante la sonrisa en la cara y no se me quite el todo el día. Cierto es que me dan mucho trabajito, que Juan vale por siete y que al final acabo agotaita pero ellos son mi luz...Y ser su madre es lo que en estos momentos le da sentido a mi vida.

Os mando un beso muy grande desde el Sur

Y espero que tengáis un gran fin de semana.

jueves, 16 de julio de 2015

Si pienso en ti...

Si pienso en ti...Duele...
 
Si pienso en ti...me axfisio...
 
Si pienso en ti...ya no sonrío...
 
Si pienso en ti...Lloro...
 
Si pienso en ti...Ya no tengo calma...
 
Si pienso en ti...Me caigo...
 
Si pienso en ti...Se me encoje el alma...
 
Si pienso en ti...Me hago pequeña...
 
Si pienso en ti...Me entra rabia...
 
Si pienso en ti...Vuelvo a ahogarme...
 
Si pienso en ti...Suspiro...
 
Si pienso en ti...Me desvanezco...
 
Si pienso en ti...Sólo tristeza...
 
Y si no pienso en ti...No sería yo.

martes, 14 de julio de 2015

Nada. Silencio...

Me vais a tener que perdonar...porque sinceramente, todos los días intento escribir sobre algo alegre, de un día normal en mi vida, de una tarde de piscina con mis niños, de una noche con mis amigas...pero lo cierto es que de lo único que tengo ganas es de desahogarme...

Escribir lo que vaya saliendo y ya veremos que sale...

Porque realmente ya no siento nada. Ni tristeza, ni rabia, ni coraje...

Nada. Silencio...

Pero lo único que tengo claro es que nunca, jamás, me volveré a dejar pisotear, ni arrastrar, ni rogaré y ya ni siquiera, lucharé.

Me ha dejado completamente seca.

Nada. Silencio...

No quiero verlo, ni mirarlo, ni escucharlo si quiera...

Es el padre de mis hijos, si, pero por mi, como si se desvanece....

Todo el mundo me decía que algún día mi Límite, sencillamente llegaría...

Y ha llegado. He recibido un bofetón sin manos. Es lo último que él ha hecho para rematarme.

Tocada y hundida.

Nada. Silencio...

Hace apenas una semana pensaba que sí, que si él quisiera volver yo le abriría las puertas y lo intentaríamos. Y así se lo dije.

Pero ahora es un NO rotundo.

¿Y sabéis por qué?

Porque ha conseguido borrar todo lo bueno...

Ha conseguido borrar los recuerdos, los momentos felices, ha borrado nuestras risas y nuestros besos...Todo. Lo ha borrado todo de un sólo plumazo.

Lo ha conseguido. Lo malo ha superado a lo bueno.

Lo único bueno que me queda de él son nuestros tres hijos.

Ignacio, Cayetana y Juan será lo único que compartiremos de ahora en adelante.

De su felicidad y bienestar será de lo único que hablaremos.

Se ha esforzado eh? se ha esforzado en hacerlo cada vez peor, cada vez una cosa nueva, un nuevo golpe, una nueva herida...

Hasta ahora pensar en él me provocaba ternura...Porque el amor que he sentido por él era muy grande. Tan grande que he sido capaz de aguantar lo inaguantable. De mirar para otro lado...Verlo me cortaba la respiración. Lo amaba tanto...que me negaba a renunciar a él. Y si él me daba migajas, con migajas me conformaba yo...

Y de un solo golpe y porrazo me ha despertado. O quizás este ha sido la guinda del pastel.

Así que por mi, como si se desvanece...

Que nunca deje de ser un buen padre. Eso es lo único que deseo.

Porque como marido...en fin, no es el lugar...

Y que no crea que le odio, ni que le guardo rencor, ni que estoy enfadada...No.

Simplemente ya no siento Nada. Silencio...

Por fin.

Besos desde el Sur

miércoles, 8 de julio de 2015

En un segundo...

En un segundo...es el tiempo que puede transcurrir para que te cambie la vida...

No nos damos cuenta pero nuestras decisiones en un segundo puede hacer que todo cambie para siempre. Y esto viene a muchas cosas pero es que desde hace un par de días estoy consternada.

Un segundo fue lo que se despistó un señor al incorporarse a una rotonda y girar a la derecha. Un segundo y no la vio cruzar el paso de peatones. Un segundo y todo cambió para siempre.

Esa pobre chica de 32 años seguramente había salido temprano a hacer unos recados, porque era peluquera, porque el lunes era su día libre...Cruzó el paso de peatones sin imaginar que en un segundo todo habría acabado para ella. Una vida que se va. Miles de corazones rotos...

Un señor que sumado en la culpa de ese segundo de despiste, no puede soportarlo y al día siguiente, un infarto se lo lleva para siempre...

Fue un golpe de mala suerte dicen los testigos...

Un golpe del destino, un segundo de flaqueza, un segundo de despiste...

Siempre pensamos que no nos tocará a nosotros. Yo a veces miro para atrás conduciendo para decirle algo a alguno de mis hijos, para darle el chupete a Juanito, para decirle que no griten, que no se peleen...Sólo es un segundo, pero es que eso, puede cambiarnos la vida para siempre.

En un segundo podemos tomar la decisión equivocada...No estar en el lugar correcto...

Consternación es lo que siento...

Porque son este tipo de cosas que al sentirlas cerca, como yo, algo ocurrido en mi localidad...Me quedo pensativa y me digo a mi misma: Vive la vida!!!! Sé feliz!!!! porque todo puede cambiar en un simple segundo....

En un solo segundo....

Debemos preocuparnos en tener salud, en reír más, en liarnos más la manta a la cabeza, a dedicar un segundo en mirarnos en el espejo, un segundo para decirle a alguien que lo amas...un segundo más en besar a tu pareja, un segundo a sonreírle al que espera detrás del mostrador...

Es un solo segundo...

Solo unos segundos de un abrazo, de una mirada...Un segundo para pensar antes de hablar...

Un segundo antes de precipitarte...

Porque la vida es eso, segundos, tiempo, momentos...

Por eso, Vívela! pero vívela bien...

Sed felices

Besos desde el Sur

jueves, 2 de julio de 2015

La Felicidad...

Siempre tenemos la Felicidad rondándonos, aunque no queramos verla, está ahí, sólo hay que prestarle un poquito de atención cada día.

La felicidad está en esa sonrisa por las mañanas y su Buenos días, en ese mini cuerpo...

Está en un café con hielo sentada charlando con una buena amiga,

Está en ese baño después de un rato de calor...

La felicidad está en esas rodillas y muñequitas negras después de un día de sol,

Está en verla saltar desde el bordillo y salir orgullosa del agua porque ha vencido el miedo.

La felicidad está cuando a pesar de despertar con el canto de los pájaros y el frescor de la mañana, miras a tu lado, y no hay nadie, pero sonreirás porque estás bien sola...

Ese aún no ha llegado, pero llegará...

Está en una cena improvisada con amigas en el jardín una noche de verano, una buena copa de vino y una buena conversación.

La felicidad está en una carcajada...

En un beso de alguien que quieres,

En un abrazo en ese momento determinado...

La felicidad está en el trabajo bien hecho, en la paz que proporciona una conciencia tranquila...

La felicidad reside en mirar a tu alrededor y no sentirte sola.

Y aunque no te sientes amada, si te sientes querida...

La felicidad está en esos cachetes rojos por el sol...

En esa carrera con derrape cuando le regañas y sale corriendo, con su cara de pillo...

La felicidad está en verlos a ellos disfrutar y crecer felices...

Han pasado cuatro días e intento basar mi vida en todos esos pequeños momentos que me transmiten felicidad...

Porque siempre está ahí, lo importante es no dejar de verla nunca...

Feliz jueves,

Besos desde el Sur

martes, 30 de junio de 2015

Lo vamos a lograr...

Cuando creces en una familia donde el amor ha primado siempre. Donde el respeto y la confianza eran los pilares básicos...

Donde mis padres se llamaban cariñosamente "pocho"...Después de más de 25 años juntos...hubieran sido muchos más si la vida no nos la hubiera arrebatado a ella tan pronto...

Crecer en una familia de once hermanos, once tíos, once matrimonios...Ningún divorcio...

Yo creía en el amor para toda la vida...

Es quizás eso que crees perfecto lo que te hace tanto daño cuando deja de serlo...

Cuando mirar te hace desconfiar, muy grande tiene que ser el amor para perdonar.

Yo estaba dispuesta a perdonar...

Porque a pesar de todo yo creo en mi Familia.

Quizás no es el momento de empezar de nuevo...Más que nada porque dudo que la otra mitad sienta ni la milésima parte de amor que siento yo.

Y qué queréis que os diga, me he cansado de tirar del carro yo sola y que encima sientan que no he luchado...

Sé que mi familia no era perfecta, pero era mía. Vernos a los cinco me llenaba de felicidad...Ahora me llena de miedo...

Porque veo que caminamos sobre una fina cuerda que en cualquier momento puede romperse...Entonces todo se vendrá abajo. Entonces ya no habrá remedio...

Es por ello que hace dos días tomé una determinación. Lucharé sola....Me daré tiempo para estar sola, sin él nublándome la vista, sin él en medio de mi camino. Sin querer quedarse, pero sin ganas de irse...

No estaré sola, es obvio que no. Pero en el fondo de mi corazón sé que él no va a luchar, y mientras él no mueva ficha. Yo tampoco lo haré...mucho menos después de todo lo vivido, de todo lo soportado...

Y esto es como si se lo dijera a él mismo. Puesto que sé que me lee...

Necesito saber cómo es la vida sin él. Sin él de verdad.

No quiero tenerlo nunca más a medias...Si quiere vivir su propia historia de amor, que la viva...

Aunque eso me parta el corazón por la mitad y me deje sin respiración.

Imaginar es muy malo.

Yo quería darle a mis hijos un "pocho" para toda la vida, que nunca tuvieran ese sentimiento de "me falta uno", que no tuvieran que echar de menos jamás a uno de nosotros...

Pero como esto no lo he decidido yo, sólo puedo darle lo mejor de mi en esta situación...

No seremos cobardes. Seremos valientes, nos enfrentaremos a esta soledad juntos...

Sólo espero que este pellizco en el estómago, esta sensación de dolor infinito al ver que él no lucha, que no se mueve por ti, que no va a hacer nada por evitar que te olvides de él, que prefiere otra vida antes que la que tú le das...

Que esta decepción que hoy me abruma, desaparezca con el tiempo...

Y que por favor, no duela tanto...Que no sienta que tengo que parar mis pasos para coger aire con fuerza...

Que pronto llegue la paz que da el sosiego de que no necesitas a nadie para ser feliz....

Solo aquellos que no me fallarán nunca, que me abrazan cuando sienten mi tristeza, que me dan guerra para que no piense, que me regalan sonrisas todos los días, que me regalan sus "te quiero" sin esperar nada de mi...

Lo lograremos mis niños, lo lograremos!!!!

Besos desde el Sur

miércoles, 24 de junio de 2015

Feliz Dïa, Juanito!!!!

En primer lugar, queremos desear un Feliz San Juan a todos los Juanes y Juanas de nuestra vida.

Al que ya no está, y que mi hijo lleva con honor su nombre, que lo llevamos en el corazón y lo echamos mucho de menos...Ojala pudieras haber conocido a tu bisnieto, te hubieras reído tanto con él...Seguro que le habrías reído todas las gracias. No sé por qué pero me da el pálpito de que se te hubiera caído la baba...

Y en especial, queremos dedicarle todo en el día de hoy al pequeño de la casa. Mi vitamina. Mi luz. Mi Juanito precioso...

Porque es un niño especial, adorable y eso sí, gamberro como él solo...



A veces me parece mentira que haya crecido tan deprisa...ya va a la par de los hermanos, tiene su propio carácter y sabe claramente lo que quiere en cada momento...

Es bailongo, gracioso y divertido. Sabe latín.

El no lo tiene bien aprendido y mueve su cabecita enérgicamente. En cuanto a palabras 4 o 5, él tiene su propio lenguaje. No para de charlar pero nadie le entiende.

Tiene una pila que ni las de Duracell. Anoche salimos a celebrar la noche de San Juan. Sus hermanos cada uno en una silla, dormidos. ÉL, dando guerra.

Pero su felicidad es mi felicidad, y de eso él tiene mucha. Porque se le ve de lejos que es un niño feliz, simpático...

Y que por encima de todas las cosas, adora a su padre.

Tiene sus manías, sus gestos, su cuerpo, y vamos, prácticamente es un mini clon de su progenitor. No sé a cuál de los dos se le cae más la baba el uno por el otro.

Sencillamente, se aman.

Es mi niño chico, mi bebé, mi garbancito...

Feliz Santo mi vida!!!!

Te queremos,

Mamá, Papá, Ignacio y Cayetana.


martes, 23 de junio de 2015

Me faltan ojos...

Ser madre de tres niños es una ardua tarea. Pero si a esto le sumamos las edades que tienen mis hijos, entonces la cosa se complica...

La piscina se ha convertido en el lugar favorito en el mundo de mis niños. La playa no quieren pisarla y yo, qué queréis que os diga, hay momentos en que no les insisto.

Porque la preparación que eso conlleva con toda la parafernalia que lio hasta llegar a la orilla, la verdad, cuando consigo relajarme es la hora de irme.

Y eso conlleva una recogida, una limpieza exhaustiva de granos de arena y una batalla campal hasta llegar hasta el coche. Me canso de sólo pensarlo...

Así que como sé, que con sólo abrir una puerta, dar cuatro pasos y ya estoy en nuestro paraíso personal pues una, que es vaga, no se plantea este recién estrenado verano muchas otras opciones.

Bueno, sólo nuestras quedadas semanales en la piscina de una amiga. Vamos rotando de piscina y de urbanizaciones.

Eso sí, nuestro otro lugar favorito es el Club. No hay nada como que te traigan el café a la hamaca y meter a los dos enanos en la piscina pequeña. Sopa de niños. Hasta que se arruguen y a mi se me canse la lengua de tanto charlar.

Por suerte Ignacio este año ya está más que suelto y nada perfectamente. Pero aún así, no puedo perderle la vista.

Es por ello que cuando vi estos manguitos en el Corte Inglés...no lo pensé. Y a Juanito le falta dormir con ellos. Incómodos o no, son seguros. Y eso para mi, no tiene precio...

Y es que el benjamín de la casa digo que es un poco movidito y me quedo corta.

Luego es capaz de dormir como un bendito 15 horas seguidas. Pero es que no me extraña porque cuando se le apaga la pila, se le apaga...

Eso sí, mientras esté al pie del cañón...


Me faltan ojos...la verdad...Atrás quedó eso de, voy a la piscina o a la playa a relajarme...a un vuelta y vuelta, a escuchar música o leer tranquilamente un libro mientras me tuesto al sol...

Y antes de acabar...Feliz noche de San Juan... y mañana, Feliz día a todos los Juanes y Juanas, en especial a mi bombón!!!!

Besos desde el Sur