viernes, 1 de septiembre de 2017

La recuperación


¿Cuánto tiempo necesita un ser humano para recuperarse?

¿Cuánto dura un duelo?

¿Cuánto dura el silencio?

Por qué una persona, aunque vea la luz al final de túnel, aunque sabe que ahí, en esa luz, comienza su libertad, es incapaz de recorrer el túnel...

Se niega a afrontar un duelo.

Negación.

Yo sabía que podía. Recorrerlo. Primero un pie, después el otro.

Sabía que si empezaba a recorrerlo, lo haría del tirón, porque era totalmente consciente de que podía llegar al final del túnel.

Después, la Luz...

Y sin embargo, recorría tres pasos y volvía para atrás.

Corriendo a mi refugio.

Corriendo a lo conocido. A un lugar seguro.

A la tranquilidad de lo cotidiano. Aunque doliera y no me hiciera feliz.

Tres años.

Cuánto tiempo sin saber lo que tenía...

Sin saber qué me pasaba.

Sin poder gestionar que algo que me ahogaba también me proporcionaba cierta dicha.

Una dicha engañosa, de mentira...

Y de repente, no se cómo ni por qué, un libro se cruzó en mi camino en la segunda planta de El Corte Inglés.

Ahí, frente a mi. Mi Luz.

"Si duele, no es Amor"

Y empecé a leer, y mientras leía, lloraba...y me deshacía, y comprendía...

Tres Años.

Pero hoy por fin le pongo nombre.

DEPENDENCIA EMOCIONAL

El día que ese primer libro se cruzó en mi camino, conocí la existencia de Silvia Congost

Y abrí los ojos.

Y mi vida cambió.

Y me di cuenta que cada ser humano necesita su propio tiempo.

Su propio proceso para Aceptar. Desprenderse. Llorar. Valorar. Sentir y Salir.

Salir adelante...

Con conocimiento.

Y empecé por su primer libro sobre Dependencia Emocional, "Cuando Amar demasiado es depender".

He llorado tanto leyéndolo. Es tan mío, tan real, tan cierto...

Ahora la Luz invade cada poro de mi piel.

Y aceptando llega la calma...

La paz. La tranquilidad.

Un problema con un nombre.

La luz me invade pero aún estoy en el proceso.

Pero por fin se, que es un problema, y que existen las herramientas para superarlo.

Yo estoy convencida de que podré.

Ahora toca empezar por el principio. Por mi.

Esa mujer que a veces se miraba en el espejo y no se reconocía.

Que aceptaba cosas que no quería.

Que normalizaba situaciones que no lo eran.

Que sonreía y lloraba al mismo tiempo.

Y que en el fondo, tan sólo sufría.

Mi familia, las personas que me quieren, han oído mucho eso de: "esta vez es de verdad".

Que frase tan dolorosa...

Que doloroso decir: " es que es el padre de mis hijos..."

Y?

Que difícil aceptar que hubo una historia y que se acabó.

Se acaba un día en concreto. Sabes perfectamente el día que hizo "clic", pero te niegas a aceptarlo.

Yo lo he negado tantas veces.

Tanto silencio, tanta sequía emocional, tanta tristeza en mi alma, tanto peso en mi espalda.

Tantas lágrimas atascadas....

Tanta culpa encubierta...

Tantas frases hirientes.

Tanto miedo a sufrir cuando ya se está sufriendo....

Por abandonar, no sólo me abandoné a mi misma...

Abandoné mi amor propio, mi pasión por escribir...

He tenido a tanta gente en estos años dándome la mano....

Y era incapaz de seguir sus consejos, aún sabiendo que tenían razón, aún sabiendo que sólo haciendo lo que me decían volvería a ser feliz.

Y a recuperarme y a recuperar la autoestima.

El próximo miércoles por fin, tengo mi primera cita conmigo misma.

Y he aceptado que necesito ayuda.

Eso hace tiempo que lo sé, pero creía que yo sola podría con todo y podría salir adelante.

Sé que podré pero también se que con ayuda, podré antes.

Y ya he perdido demasiado tiempo...

Y el tiempo es Oro.

Y la vida son minutos, momentos, instantes...

Jamás pensé que aceptando mi Realidad sentiría esta paz.

Y me sentiría más ligera...

Porque cuando sabes que estás en el fondo más auténtico, cuando reconoces que has llegado a lo más hondo del agujero, cuando te das cuenta que has llegado al fin de tus límites, entonces, el miedo que tenías a verte ahí, en lo más profundo, se convierte en Esperanza....

Así es.

Porque ya no hay más Fondo.

Ahora solo queda subir....

Feliz vuelta. Feliz viernes desde el Sur.


Pd: Ignacio, Cayetana y Juan, os mandan muchos saludos.

8 comentarios:

  1. Como me alegra leerte!
    Muchisimo ánimo!
    me anoto la referencia del libro! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Nenica, por seguir ahí...Un abrazo!!!

      Eliminar
  2. qué complicado es dar ese pequenyo paso que serà un enorme cambio en la vida, pero que si no se da la vida no serà vida. mucha suerte!

    ResponderEliminar
  3. Eres valiente, eres luchadora, eres una madraza, eres una BUENA persona como muy poquitas conozco, eres alegre, eres divertida, eres grande...no, eres inmensa amiga mía!! Estoy tremendamente orgullosa de ti! Me encanta esta entrada, fundamentalmente por el fondo, pero ya sabes que me maravilla leerte.. qué bonito escribes!
    Mañana brindaremos por tu primera cita contigo y por la Rut tan expléndida que está esperando a la vuelta de la esquina.

    Te quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi niña bonita...Yo si que te quiero!!! Muaaak

      Eliminar
  4. Que alegría volver a saber de ti, pero más alegría da saber que todo va bien, que has encontrado tú camino, y que a partir de ahora sólo va haber luz en vuestras vidas. Muchos besos para los cuatro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a todos los anónimos que pasan por aquí...

      Eliminar